Información acerca de WhatsApp y las elecciones

Debido a que brindamos un servicio de mensajería privada dedicado a ayudar a que las personas hablen libremente, reconocemos que las instituciones democráticas protegen este derecho. Seguimos comprometidos con abordar los abusos y, al mismo tiempo, proteger la privacidad de los usuarios, y contamos con un equipo que se dedica a evitar el abuso y se enfoca en tres aspectos:
  1. Mantener la naturaleza privada de WhatsApp
  2. Evitar el uso coordinado de WhatsApp de forma indebida
  3. Empoderar a los usuarios para contrarrestar la desinformación
WhatsApp no opera igual que las opciones públicas de redes sociales. Nuestro propio enfoque se desarrolló dentro del contexto de brindar un servicio de mensajería privada. Por ejemplo, nuestro servicio no se diseñó como una plataforma para aumentar audiencias, no usa algoritmos con el fin de priorizar el orden de los mensajes que reciben los usuarios y no cuenta con una función integrada de búsqueda ni para encontrar usuarios o grupos no conectados. Los usuarios suelen usar WhatsApp para comunicarse con personas que ya conocen y, para poder contactarse, necesitan tener sus respectivos números de teléfono. La mayoría de los mensajes enviados mediante WhatsApp son conversaciones individuales, de una persona a otra.
Mantener la naturaleza privada de nuestro servicio
Cifrado de extremo a extremo: De manera predeterminada, WhatsApp proporciona el cifrado de extremo a extremo para que las conversaciones de los usuarios estén protegidas de hackers, criminales y otras amenazas cibernéticas. Esto significa que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer ni escuchar tus mensajes. Los expertos en elecciones afirmaron que es fundamental contar con un método de seguridad sólido para proteger los mensajes de las personas, incluidos los discursos políticos y los debates de los candidatos y sus campañas.
Límites de reenvío: Establecimos un límite para el reenvío de mensajes a solo cinco chats a la vez. Esto convierte a WhatsApp en una de las pocas empresas de tecnología que se esfuerza por limitar la cantidad de contenido que se reenvía. Gracias a esto, se redujo en un 25 % la cantidad de mensajes reenviados en WhatsApp.
Límites adicionales para los mensajes virales: Aplicamos más límites a los mensajes que se reenviaron muchas veces. Estos mensajes tienen una etiqueta de doble flecha
para indicar que no los creó un contacto cercano y se pueden reenviar a un solo chat a la vez. Con este cambio, redujimos este tipo de mensajes en más del 70 %.
Evitar el abuso coordinado
Suspender la mensajería masiva: La tecnología de detección de spam que tiene WhatsApp es la mejor de su clase y funciona continuamente para encontrar cuentas que tengan un comportamiento fuera de lo común, de modo que no se puedan usar para propagar spam o desinformar. Publicamos un informe técnico para explicar en detalle cómo WhatsApp combate este abuso. Suspendemos más de 8 millones de cuentas por mes, el 75 % de ellas sin un informe reciente de usuarios, lo que significa que nuestros sistemas automatizados logran detener el abuso antes de que los usuarios puedan reportarlo.
Evitar el abuso en los grupos: Desarrollamos un ajuste de privacidad para ayudar a los usuarios a decidir quién puede añadirlos a un grupo, ya sean todos, solo sus contactos o determinados contactos a su discreción. Con este cambio, empoderamos a los usuarios y evitamos que se añadan personas a grupos que no desean y que se crean para enviar contenido a gran escala. Recurrimos al aprendizaje automático para evitar que las cuentas intenten crear grupos de manera masiva a fin de enviar mensajes a los usuarios.
Uso político: Las cuentas de los partidos o candidatos políticos que envíen mensajes de WhatsApp a usuarios sin su permiso pueden resultar suspendidas. Actualmente, no está permitido que candidatos políticos y sus campañas usen la plataforma de WhatsApp Business. WhatsApp interactúa con entidades políticas antes de elecciones importantes para destacar nuestro enfoque en cuanto a la seguridad y la importancia de usar WhatsApp de manera responsable.
Empoderar a los usuarios para enfrentar la desinformación
Etiquetas de mensajes reenviados: WhatsApp proporciona etiquetas para identificar contenido y mensajes reenviados muchas veces. Estos indicadores ayudan a que los usuarios sepan cuando un mensaje que recibieron no lo creó la persona que lo envía, lo cual muestra que puede ser una posible fuente de desinformación.
Bloqueo y reporte: A diferencia de los mensajes SMS tradicionales, WhatsApp proporciona una forma sencilla para que los usuarios bloqueen cuentas y las reporten a WhatsApp si encuentran mensajes problemáticos. Aunque suspendemos la gran mayoría de las cuentas ofensivas con la detección automática, los reportes nos ayudan a identificar si una cuenta está implicada en el envío de mensajes masivos o el abuso coordinado; en tal caso, podemos realizar una investigación para evitar daños. Recientemente, anunciamos funciones de privacidad adicionales para los usuarios, como la posibilidad de salir de un grupo de WhatsApp de forma silenciosa, sin alertar a los demás participantes.
Buscar en Internet: WhatsApp proporciona una manera simple de verificar los mensajes que se reenviaron muchas veces para ayudar a que los usuarios encuentren resultados sobre las noticias u otras fuentes de información acerca del contenido que recibieron. Para usar esta función, los usuarios deben tocar el ícono de la lupa a fin de cargar el mensaje en el navegador.
Soporte para la verificación de datos: Nos asociamos con la Red Internacional de Verificación de Datos para habilitar verificadores de datos certificados en WhatsApp. Gracias a esto, es posible comprobar datos mediante mensajes cifrados de extremo a extremo. Mediante esta asociación, más de 50 organizaciones de verificación de datos usan WhatsApp para brindar asistencia a fin de que los usuarios se conecten con información confiable. Por otro lado, seguimos empoderando a estas organizaciones y nos aseguramos de que tengan los recursos necesarios para combatir la desinformación.
Asociaciones y campañas de información públicas: Alentamos a las personas a analizar los mensajes que reciben y a verificar los datos en fuentes oficiales y confiables. WhatsApp lanzó campañas de información a gran escala, incluida la que llamamos "Comparte alegría, no rumores", con el fin de ayudar a abordar la desinformación en muchos países.
Registro de votantes e información sobre las votaciones: Fomentamos la participación cívica para que las personas puedan ejercer sus derechos democráticos. Por ejemplo, en algunos países, antes de las elecciones, las personas deben registrarse de manera proactiva para poder votar. Por este motivo, seguimos trabajando con los verificadores de datos en muchos países previo a las elecciones para asegurar que los votantes tengan información confiable sobre cómo registrarse para votar y dónde hacerlo.
Does this answer your question?
No